¡Compra en línea y recibe tu pedido en 48 HORAS hábiles! Productos disponibles en Bogotá, Chía, Cota, Siberia, Cajicá, Funza, Mosquera, Soacha y Usme. ¡Compra aquí y recibe tu pedido en 48 HORAS hábiles! Productos disponibles en Bogotá y alrededores.

Agosto 2020
Editorial Pedro Felipe Estrada - Presidente de Casalimpia S.A
El principal objetivo a pesar de la adversidad: ser felices.

La felicidad es una decisión.
“Casalimpia ha decidido ser una empresa feliz, que no desconoce realidades y problemas…” Editorial Pedro Felipe Estrada - Presidente de Casalimpia S.A.

Si hay algo precipitado de mencionar y dilucidar es la palabra “felicidad”, más cuando el mundo pareciera encontrar razones a diario para justificar problemas para alcanzarla. El entorno, la vida, las enfermedades y la adversidad en general claramente se convierten en detonantes de esa posibilidad y razón vital para dudar o no poder tenerla. La verdad de todo, así suene para algunos muy difícil o para otros, muy simplista de entender: La felicidad es una decisión.

La vida entera nos han preparado para ser exitosos. Desde que somos niños nos han hablado de la importancia de trabajar duro, de estudiar, de rodearnos de buenos contactos, de tener grandes aspiraciones, ambiciosos retos y muy valiosos bienes materiales. Todo con el fin de alcanzar el éxito. Que diferente sería la humanidad, si desde sus inicios se hubiera convencido que lo realmente importante en la vida es SER FELIZ. Seremos verdaderamente exitosos, si logramos ser felices.

La buena noticia es que la felicidad no viene de afuera, no viene de otros, no la regalan por la compra de un carro. Es una decisión. Cada quien decide cómo afrontar las dificultades, qué cara poner a los problemas o qué postura asumir frente a las más dolorosas circunstancias. Ese es el juego; algunos se hacen expertos a diario en cómo sacar el mayor puntaje, mientras que otros se dejan eliminar rápidamente.

Somos los estrategas de nuestra vida y nadie puede conocernos mejor que nosotros mismos. Tenemos la obligación de ser expertos en sí mismo y cuando nos aceptemos, nos respetemos, nos animemos, nos valoremos y sobre todo nos amemos, podremos tomar esa decisión trascendental: SER FELICES.

En Casalimpia hemos entendido perfectamente esta premisa y por esto, y como decisión corporativa, hemos decidido apostarle al desarrollo de una estrategia integral que le apunte a la felicidad de todos nuestros colaboradores. Llevamos 60 años dignificando a Colombia a través de nuestro sano oficio, llevamos 60 años brindando lo mejor de cada uno de nosotros para ser la empresa más querida del país. Cada historia ha apuntado a la materialización de más de 16 mil sueños que en un comienzo parecían difíciles, pero con arrojo, tenacidad y ganas, se ha roto cualquier barrera para llegar a ellos.

Nuestro enfoque misional y nuestro grupo directivo, ya están apuntando hacia ese objetivo: Casalimpia ha decidido ser una empresa feliz, que no desconoce realidades y problemas, y que a pesar de lo que traiga la vida, ha asumido este difícil reto, dedicando todo su esfuerzo como equipo; siendo exitosos, generando valor y sostenibilidad a largo plazo, y asumiendo la decisión de brindar e inspirar con cimientos reales de felicidad en el medio empresarial.

Son tiempos difíciles, extraños e inciertos. Nunca habíamos estado preparados para una situación de orden sanitario, económico y social como la que estamos viviendo; es una realidad y lo único que podemos hacer para sobrellevarla es cuidarnos y cuidar a los nuestros de la mejor manera, y sin desconocer justamente esa realidad, apuntarle al reto más difícil: hacer lo que podamos y a pesar de los matices y problemas que nos traiga la vida, ¡SER FELICES!